martes, 18 de octubre de 2016

Tecnología RFID ¿Qué es y qué ventajas me aporta?


Cada vez son más las empresas que han decidido implementar la tecnología RFID en su cadena de suministros. ¿Te vas a quedar atrás? 

Seguro que en los últimos tiempos has escuchado en más de una ocasión el término RFID, y no es de extrañar, ya que debido su capacidad casi infinita de almacenar datos relacionados a un producto y gracias a sus otras características como la durabilidad de las tags o la facilidad de uso, en pocos años esta tecnología ha conseguido ser uno de los sistemas más utilizados en las cadenas de suministro y centros logísticos de todos los tamaños.

Pero vayamos por partes, ¿de qué hablamos cuando hablamos de la tecnología RFID?

RFID son las siglas en inglés de Identificación por Radiofrecuencia. Se trata de una tecnología de identificación remota e inalámbrica en la cual un dispositivo lector vinculado a un equipo de automatización se comunica mediante una antena con una tag (etiqueta) a través de ondas de radio

¿Cómo funciona?

Los sistemas RFID se componen de una antena, un lector (Transceiver) y una etiqueta (RF-tag). Hay antenas de diferente tamaño y dependiendo de la aplicación, la configuración dispondrá de características diferentes.
El lector emite unas ondas y cuando el RF-Tag pasa por la onda electromagnética generada por la antena. El lector recibe los datos y los convierte en datos digitales

Ventajas del sistema RFID

Uno de los principales problemas que podemos encontrar en la cadena de suministro es que puede haber productos envueltos o con varios packaging de los cuales necesitamos capturar datos. Con la tecnología RFID esto no será un problema, ya que permite realizar la lectura sin necesidad de un contacto directo con el producto, ni si quiera es necesario estar cerca del mismo.
Asimismo, los datos captados serán enviados de forma automática a una base de datos global. De esta forma, para consultar la información sobre un determinado producto solo necesitarás un dispositivo con acceso a Internet sin importar el lugar en el que estés. 

Por otro lado, gracias a su velocidad de respuesta, menos de 100ms, la tecnología RFID es, en la actualidad, el sistema más rápido para identificar y localizar de manera automática cualquier producto que precisemos. Además, los usuarios conocerán con precisión y a tiempo real el stocage de cada producto e incluso saber si un determinado artículo no está colocado donde le corresponde. Igualmente, podrán disponer de información como cuándo ha sido extraído un artículo y dónde se encuentra ubicado. Esto permite reducir notablemente los tiempos de gestión, aumenta la productividad y disminuye los niveles en el inventario. Es decir, mejora notablemente la gestión integral de un almacén.

Por otro lado, gracias a su avanzada tecnología puede combinarse con elementos relacionados con la seguridad, previniendo, de esta forma, posibles robos en las tiendas de venta o almacenes.

No te quedes atrás. Si necesitas más información no dudes en contactar con nosotros



No hay comentarios:

Publicar un comentario