martes, 31 de julio de 2018

¿Qué impresora de etiquetas es la más rentable para mi negocio?


En función del uso que se le vaya a dar, el tipo de etiquetas que necesites imprimir, así como las condiciones del lugar donde se va a realizar este trabajo, la elección de las impresoras variará. Te ayudamos a encontrar la más apropiada 



En el correcto funcionamiento de la logística de un negocio entran en juego muchos factores. Algunos muy claros, como es el caso del funcionamiento de un almacén, con toda la maquinaria que se necesita para ello, pero también otros a los que, a priori, se les da menos importancia y que, sin embargo, juegan un papel esencial en la misma. Tal es el caso de las etiquetas. 

Y, ¿por qué son tan importantes? Porque son las que nos van a ayudar a tener información de primera mano del producto y esto es básico si queremos que nuestro negocio funcione al 100%. Mucho más, si esas etiquetas llevan un código de barras. 

Por eso, adquirir una impresora que nos permita obtener esas etiquetas en las mejores condiciones posibles es básico. Así las cosas, hoy dedicamos este post a las claves que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor impresora para tu negocio. 

5 aspectos a tener en cuenta

Tanto si tienes un e-commerce, como si te dedicas a la fabricación, venta o distribución de productos, todos ellos deberán estar identificados por un código de barras. Este te permitirá conocer las características del producto, así como la ubicación del mismo. Lo que agiliza enormemente la logística de tu negocio. 

Así que a la hora de elegir la mejor impresora de código de barras para tu negocio deberás tener en cuenta los 5 puntos siguientes: 
  1. Transferencia térmica o directa: si quieres que tus etiquetas duren en el tiempo, de manera nítida sobre papel o materiales sintéticos, entonces deberás decantarte por una impresora de transferencia térmica. Sin embargo, si sabes que se trata de una imagen temporal y quieres que se haga sobre una etiqueta adhesiva, nuestra recomendación es que utilices una impresora de transferencia directa, como la ZD410 de Zebra, que es la más pequeña de su categoría y permite trabajar a gran velocidad. 
  2. Volumen de etiquetas a imprimir: por ejemplo, si vas a imprimir menos de 500 etiquetas al día, es mejor una impresora de escritorio. Sin embargo, si el número llega a los 1500, la mejor elección sería una impresora de uso ligero. Si hablamos de volúmenes que superan las 3000 etiquetas diarias, entonces deberás decantarte por una impresora de código de barras industrial de gran capacidad, como por ejemplo, la Zebra Serie ZT200.
  3. Software: como bien sabes, las impresoras de etiquetas necesitan estar conectadas a un software. En Tecnipesa contamos con soluciones personalizadas y otras estándar, que podrás aplicar en cualquiera de las impresoras que ponemos a tu disposición. Etiquetado y marcaje de productos, trazabilidad o edición de etiquetas, para hacer que tu impresora y etiquetas sean las que mejor se adaptan a tu producto. 
  4. Tamaño de la etiqueta: en función de éste, siempre será más recomendable un tipo de impresora u otra. Cuanto más se ajuste a las medidas que necesitas, mejores resultados te dará. 
  5. Memoria: a pesar de que no estamos hablando de un ordenador, las impresoras de etiquetas de código de barras también cuentan con memoria flash o RAM. En el caso de la primera, la impresora conservará datos, como por ejemplo, las medidas de impresión, de manera que ahorras tiempo a la hora de imprimir tus etiquetas. En el segundo caso, la memoria es a corto plazo, pero imprime más rápido. Si la imagen que vas a imprimir es muy grande, la memoria RAM también deberá ser proporcional. 
Estas son sólo algunos puntos que tienes que tener en cuenta, pero si necesitas una respuesta concreta a tus necesidades, no dudes en contactar con nosotros

No hay comentarios:

Publicar un comentario